Artículo || Qué es el Test de Bechdel y por qué es importante.



Hola amigos y amigas del internet. El otro día andaba yo tan tranquilo paseando por la red cuando vi una foto en el instagram de la maravillosa Maria Antonieta. PAUSA PARA PUBLICIDAD: es una de mis booktubers favoritas, hace unos análisis de lo que lee muy inteligentes e interesantes. Id a su canal, seguidla, y volved. ¿Ya? Genial, sigamos. En la foto en cuestión, María decía que iba a empezar a leer a Brandon Sanderson (autor que ya he recomendado otras veces), pero que no estaba segura de si le iba a gustar precisamente porque el propio autor había reconocido que no pasaba el test de Bechdel. Y a continuación explicaba lo que era.

Me pareció tan, tan maravilloso, tanto en simplicidad como en importancia, que decidí que tenía que compartirlo con vosotros. Y aquí estoy.

¿Qué es el Test de Bechdel? 

Antes de hablar del test, primero deberíamos hablar de la persona detrás. Alison Bechdel es la autora de distintos cómics e historietas, entre los que se encuentran Fun Home. Una familia tragicómica, y Dykes to Watch Out For (Traducido como Unas lesbianas de cuidado). Es precisamente de esta obra donde se menciona por primera vez el célebre Test de Bechdel, también llamado de Bedchel/Wallace o The Rule. El test evalúa la presencia femenina en cualquier tipo de historia, desde cómics a series pasando por libros, y lo hace de manera muy sencilla. Para aprobar el test, deben superarse estos tres requisitos: 
  1. En la historia deben aparecer dos personajes femeninos. Si estos tienen nombre, mejor. 
  2. Dichos personajes tienen que hablar entre ellos. 
  3. Dicha conversación no puede tratar sobre un hombre. 
Test de Bechdel
Viñeta donde aparece el test por primera vez. 

Son tres requisitos increíblemente simples, y más increíble es todavía la lista de películas que no lo pasan. Star Wars, Toy Story o El señor de los anillos por nombrar unas pocas. Ha alcanzado bastante popularidad desde que fue publicado en 1985, y varias páginas webs de cine lo utilizan para sus reseñas. Incluso hay webs dedicadas a analizar si los últimos lanzamientos en series y cine cumplen o no el test, y organizaciones que se dedican a promover su utilización.

Bechdel Test Movie List es una de esas páginas. Se dedica a comprobar si los últimos lanzamientos en cine cumplen o no el test. Proporcionan también interesantes estadísticas sobre el porcentaje de películas que lo pasan. De 7171 películas en la base de datos, el 4134 películas aprueban el tets (57,6%) mientras que 3037 (42,22%). No es infalible, dado que no analizan todas las películas existentes, ni se tienen en cuenta lanzamientos en literatura, por ejemplo, pero sí puede servir para dar una idea.

test bechdel estadisticas
Porcentaje de películas que aprueban el test.
En cualquier caso, no es ningún secreto, o no debería serlo, que la representación femenina en la cultura actual deja bastante que desear. Las mujeres que aparecen en series y libros suelen estar cortados por el mismo patrón y desempeñar la misma clase de roles, normalmente complementarios a los de un hombre. Sin embargo, existen excepciones, muchas (este blog elabora una lista de 101 películas), que sí pasan el test y que además luchan por representar a las mujeres de manera justa y real. Y conozco muchas autoras y autores que escriben historias con protagonistas femeninas geniales (Chimamanda Ngozi Adichie o Rocío Vega, por ejemplo) así como proyectos como La Nave Invisible o Adopta una autora que se dedican a difundir la literatura escrita por mujeres. Así que me gustaría pensar que esto está cambiando, porque hay mucha gente luchando para que eso cambie. La trilogía original de Star Wars no pasaba el test, pero sí lo pasó la última entrega, que además cuenta con protagonista femenina. Supongo que eso es bueno, ¿no? 

Así que, ¿por qué es importante? 

Es importante porque señala un problema de dimensiones apoteósicas. El hecho de que la mujer no esté bien representada en la cultura no deja de ser un reflejo de la sociedad, y al mismo tiempo, promueve el status quo y hace que el papel de la mujer en la sociedad no cambie. Y es muy importante que todo el mundo, pero especialmente creadores (escritores, os miro a vosotros), seamos conscientes de este problema y luchemos por cambiarlo.
Pese a que la propia autora ha reconocido que no es un sistema infalible para medir la presencia femenina ni el machismo, sí es bastante práctico en cuanto a su aplicación y a lo que es capaz de revelar. Que en una película no aparezcan ni una sola vez dos mujeres hablando sobre algo no relacionado a un hombre (o sí aparezcan, pero solo una vez), dice mucho de nuestra cultura y sociedad actual.

No soy yo ningún experto en temas de feminismo ni nadie a quien debas hacer caso respecto a ellos o a su aplicación en la cultura. Ando continuamente deconstruyéndome y tratando de escuchar a mujeres que saben más que yo sobre estas cosas. Y para mí este test ha sido todo un descubrimiento, y ha cambiado no solo mi manera de leer, ver películas, series, cómics (en general, consumir cultura), sino también mi manera de escribir. Y creo que es importante que cambie también la manera de consumir y crear de vosotros, queridos lectores, por eso he escrito esto.

¿Y tú? ¿Conocías el Test de Bechdel? ¿Qué opinas sobre él? Déjame un comentario y tengamos una discusión sobre este tema. Me interesa. 


También estoy en twitter las 24 horas los 7 días de la semana. 


Comentarios

  1. Acabo de hacer dos descubrimientos. Tu Blog a través de Ana González Duque y el el Test de Bechdel que no tenía idea que existía. Es interesante saber la cantidad de datos que se pueden aplicar para la creación de una buena historia. Lo tendré en cuenta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eva! Me alegro de que te haya gustado, yo también me quedé alucinado cuando lo descubrí. Y es un placer tenerte por aquí :)
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Hola! No conocía de nada este test pero parece muy interesante. Sin duda voy a hacer la prueba en algún libro o historia que lea y te cuento!

    Por cierto muy chulo el blog! Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te haya gustado el blog y la entrada, Anna! Muchas gracias por comentar :)

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    Sí conocía el test y de hecho en las dos novelas (de mierda) que he escrito, he intentado que siempre lo pase. Sin embargo y aunque me parece muy útil, no es infalible. Es decir, hay algunas películas o novelas que lo pasan y que tampoco tienen una buena representación de personajes femeninos y otras que no lo pasan, y si. Pongamos por ejemplo, una escena de dos cirujanas operando a un hombre y hablando de él como paciente. No pasaría el test, pero quizá es una novela interesante en el que el rol de género no importa.

    Igualmente, en el 90% de los casos que una peli o libro no pasa el test, es por que realmente no tiene buena representación femenina. Y es ridículo la cantidad de historias que no lo pasan .__.

    ¡Buena entrada!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isa! Muchas gracias por comentar ^^
      Estoy totalmente de acuerdo contigo, no es ni de lejos un test infalible. Como dices, muchas películas que lo pasan pueden tener una representación femenina pésima. Se me ocurre Daredevil, la serie de Netflix. Pasa el test de refilón, y los personajes femeninos que más importancia tienen para la trama son una basura (Ejemplos: una secretaria que trabaja para el protagonista, la novia del malo, y la villana de turno). Sin embargo, y pese al ejemplo que comentas, veo más difícil que una obra que no pase el test tenga buena representación femenina. No se me ocurre ningún ejemplo en series, películas o libros, la verdad. Puede ser todo un reto creativo: una obra con buenos personajes femeninos pero que no pase el test del Bechdel :P
      Me alegra que te haya gustado la entrada, de nuevo gracias por comentar!
      Un abrazo! <3

      Eliminar
  4. Hola! Igual que Eva, acabo de descubrirte a través de Ana González Duque y aunque había leído acerca del Test de Bechdel, no lo había tomado en cuenta.
    Soy una "señora mayor"(Ja!) que ha vivido y escribe, sin pensar en temas de feminismo concretamente, intento transmitir vivencias y observaciones desde mi punto de vista y entiendo que es absolutamente femenino, no puede ser de otra manera ya que soy mujer. Creo que el problema es la desigualdad de oportunidades artísticas, en todas las artes la preponderancia es de los hombres y su mirada es la que se impone.
    En literatura la voz femenina siempre fue subestimada y relegada, por eso debió encontrar su sitio en los márgenes, comenzó con las novelas románticas de Jane Austen y sus coetáneas o con el Frankenstein Mary Shelley, menospreciadas en su época porque mostraban una realidad social perteneciente a la mujer y continúa hasta hoy donde las editoriales siguen teniendo mayoría de publicaciones masculinas. No quiero decir con esto que deba existir un cupo, creo que los espacios se deben ganar no imponer pero si tenemos en cuenta que la población que lee es predominantemente femenina a nivel mundial, tal vez las editoriales entiendan que las mujeres no siempre se sienten identificadas con lo que se les ofrece.
    Tanto escritores como guionistas rara vez se preocupan por la voz femenina y no es su culpa, en cierto modo reflejan la realidad social desde su impronta, hacerlo de otro modo sería forzado, en tanto y en cuanto más mujeres se atrevan a cruzar las barreras culturales, más equilibrio habrá.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aliciab, mil gracias por tu comentario.
      Yo no soy ningún experto en temas de feminismo ni soy nadie para hablar de representación fememina, pero creo que el hecho de que haya un 42% de películas que no pasen el test, me parece grave. Y del 52% que sí lo pasan, habría que ver cómo. Es cierto que la culpa no es de los guionistas ni de los escritores, pero es un reflejo de una sociedad heteropatriarcal. Para mí como escritor, y como persona, creo que tengo una responsabilidad y que tengo que intentar cambiarlo en la medida de mis posibilidades. Una forma es hablando del tema, como hacemos ahora, y otra es tratar de representar a las mujeres de manera real en lo que escribo.
      No hay que imponer a nadie el meter a dos personajes femeninos hablando, y menos meterlo con calzador. Pero el otro día leí en el Twitter de Enerio Dima (una escritora super maja e inteligente) que no pasaba nada si una obra no aprueba el test de Bedchel, pero si toda la bibliografía de un autor no aprueba el test de Bedchel, era para preocuparse.
      De nuevo gracias por dejar tu opinión, Aliciab. Espero verte por aquí :)

      Un abrazo

      Eliminar

Publicar un comentario