Reseña || Coraline, de Neil Gaiman y P. Craig Russell

Ficha técnica.


Título originalCoraline
Autor: Neil Gaiman
Editorial: Roca Bolsillo
Nº de páginas: 186
Precio: 12.95€
Año de publicación: 2015


Reseña.

Coraline se acaba de mudar con sus padres a una nueva casa en las afueras. Es una casa gigantesca, la cual ha sido dividida en varios apartamentos más pequeños. En uno de esos apartamentos es donde Coraline va a vivir de ahora en adelante. Aún le quedan un par de semanas antes de empezar el colegio, así que puede dedicar el día entero a lo que más le gusta del mundo: explorar. Excepto cuando llueve, y tiene que quedarse encerrada en casa y muerta de aburrimiento. Sus juguetes le aburren. Sus padres no pueden jugar con ella. Y no tiene absolutamente nada que hacer en casa. 
Un buen día, Coraline descubre una puerta en su apartamento. Una puerta tapiada. Según le dice su madre, es una puerta que da a un apartamento vacío, y que por eso ha sido tapiada. Pero un día de esos en los que la chica tiene que quedarse encerrada en casa, descubre con sorpresa que la puerta no está tapiada, y decide cruzarla. Lo que encontrará al otro lado será un mundo muy parecido al suyo, pero completamente diferente. Un mundo en el que las personas tienen botones en lugar de ojos, los gatos hablan, las ratas cantan y Coraline corre un terrible peligro. 

'' - No cruces la puerta, Coraline.
- ¿Que no QUÉ? Vas a ver si cruzo. ''
Neil Gaiman publicó esta novela corta en 2002, y le valió un tremendo éxito: premio Hugo y Nébula a mejor novela corta, premio Bram Stroker, adaptación cinematográfica, videojuego, novela gráfica... Es una de las historias más famosas de Gaiman junto con American Gods y Sandman, y lo cierto es que no es difícil imaginar el por qué. Coraline es una historia fascinante. A partir de la simple idea de una niña viajando a una realidad paralela, Gaiman desarrolla una historia muy especial, y hace todo un ejercicio de imaginación desarrollando dicha realidad. Lo que Coraline ve y vive allí, lo que nosotros vivimos a través de la lectura, es fruto de una mente extraordinaria curtida en miles de historias. 

Personalmente entiendo esta novela como un viaje. Desde el momento en el que Coraline cruza la puerta, la niña comienza un viaje lleno de peligros y sorpresas que la cambiarán profundamente. Me fascina la evolución, lenta, verosímil y lógica, que sufre Coraline a raíz de su viaje. Nosotros vamos de su mano, y al ser una historia tan corta, es muy fácil observar ese cambio. Sin duda, hay mucho del famoso viaje del héroe en esta novela, o por lo menos así lo he visto yo. 

Respecto a los personajes, me parecen todos muy bien construidos y adecuados dada la longitud de la historia. Coraline, nuestra protagonista, es la única a la que conocemos bien. El resto de personajes están menos presentados, lo cual no significa que no estén trabajados. Se dan ciertos detalles importantes sobre los padres y algún que otro personaje más, pero el foco está en Coraline. Gaiman no muestra todo de todos los personajes porque no lo necesita, simplemente. Creo que eso es algo muy típico de Gaiman. Tanto en Neverwhere como en American Gods, se mencionan detalles que sugieren que detrás de la historia o de un personaje, hay mucho más de lo que se cuenta. Eso también pasa aquí, con Coraline. Y me encanta ese halo de misterio con el que Gaiman envuelve ciertas cosas. 

Cabe mencionar que la versión que yo he leído es una novela gráfica adaptada de la novela original, de la mano de P. Craig Russell. Los dibujos merecen una mención especial. Eran tan maravillosos como terroríficos en ocasiones, y creo que le hacían mucho bien a la historia. Algunas escenas quedan muy, pero que muy potenciadas gracias a los dibujos, y personalmente, todo el miedo que me ha podido dar el libro es gracias a ellos (todavía tengo clavadas ciertas escenas en la retina). Si queréis ver más imágenes para apreciar el dibujo, echadle un ojo a esto.

¿Os apetece un bichillo? A esta señora le gustan mucho. 
En definitiva, Coraline es una novela fantástica, como no podría ser de otra manera viniendo de un genio como Gaiman. Se lee en una sentada y se disfruta un montón. Yo desde luego me lo pasé como un crío al otro lado de la puerta como Coraline, aunque creo que a ella no le gustó tanto. No lo entiendo, ¿a quién no le gustaría vivir en un sitio donde los gatos hablan y tu madre come insectos?

¿Y vosotros? ¿Habéis leído Coraline? ¿Qué os pareció? ¿Lo conocíais? ¡Dejádmelo en un comentario, que me interesa! 



Comentarios

  1. Hola :) Soy un fanático de Coraline, dentro de mi ya fanatismo por el señor Gaiman. Coraline fue mi puerta de entrada a sus mundos, y una de las primera obras que leí tras Harry Potter que me volvio a marcar fuertemente. Gaiman juega en Coraline con metáforas y paralelismo que requieren una segunda y tercera lectura en ocasiones, pero que supone un disfrute en cada una de las lecturas. Soy un fiel defensor de la edición animada aunque parte de la trama se cambie para encajar a una pareja protagonista, pero la animación y el trabajo de Laika para adaptar el espíritu de la obra esta siempre presente. No me he acercado aún a esta versión gráfica, pero no será por falta de ganas de volver una vez más a vivir las aventuras de Coraline. Un abrazo^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Coincido contigo en que el viaje de Coraline es muy metafórico, y que necesita varias lecturas para comprenderlo en su totalidad, o para encontrarle nuevos matices. Eso es lo bonito de las relecturas!
      Tengo pendiente echarle un ojo a la versión audiovisual, y por supuesto a la obra original. Esta novela gráfica a mí me ha encantado, si te gusta Coraline te la recomiendo, porque el dibujo es excelente.
      Un abrazo y gracias por comentar!! :)

      Eliminar

Publicar un comentario